NÚMERO DE VISITAS

ADQUIERE AQUÍ MI LIBRO

RECONOCIMIENTO

MIEMBRO DE LA RMC

MIEMBRO CAINEM

CONFERENCIANTE EN

Image and video hosting by TinyPic

"Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera" Albert Einstein.


Me decidí a crear este ciclo de conferencias, porque veo que los niños y jóvenes, estamos tan absorbidos por las nuevas tecnologías, y por la televisión basura, que se está perdiendo el concepto de lo que hasta ahora los adultos han considerado normal, y que en realidad no se debería perder, porque el tiempo que perdamos ahora en cosas banales y sin fundamento, nos va a ser muy difícil recuperarlo en el futuro.


Después de mucho trabajo, he conseguido darle forma para que resultara interesante, tanto a personas de mi generación; adolescentes y jóvenes, pero también a aquellos que luchan diariamente con nosotros, como son nuestros padres y profesores. Y por supuesto, a aquellos responsables políticos que tienen el deber de difundir y apoyar las ideas constructivas y beneficiosas para la comunidad.


A través de mi experiencia, quiero demostrarles, que si quieres algo se puede conseguir, eso sí; con esfuerzo, sacrificio, trabajo, disciplina y mucha paciencia.


Leer más…



Licencia de Creative Commons Tu éxito está en tu esfuerzo ©2016. Creado por Álvaro Cabo Ciudad®. Todos los derechos reservados. Idea original registrada en la Propiedad Intelectual bajo las licencias de: Safe Creative ID: 1507074578590 y Digital Media Right ID: AAA-1174-02-AAA.074851



domingo, 21 de agosto de 2016

La vocación debería mover el mundo

Resultado de imagen de la vocacion aristotelesMuchos hemos escuchado hablar acerca de la vocación tanto en medios de comunicación como, en la escuela y en la iglesia. ¿Pero... qué significa realmente? Vocación viene del latín y significa literalmente "llamada", es decir, que es "aquello para lo que realmente estamos llamados". Una persona se siente llamada a enseñar, a curar, a bailar, a dibujar y de esto ha de aprender el sistema educativo. El problema es que, como toda palabra que tiene un uso constante, su significado se ha ido "desvirtuando", ya que, solo lo utilizamos para el ámbito religioso. Pero esta palabra se puede trasladar a cualquier profesión, ¿o es que un fontanero no necesita vocación? La vocación es importante en cualquier empresa en la que nos aventuremos, especialmente en la que la vida de los demás dependa de nosotros. ¿Con esto a qué me refiero? A los profesionales de la salud y de la educación.


Nuestro sistema educativo actual es completamente imposible que triunfe por dos razones:
- Fue diseñado con la mentalidad, la situación y con los instrumentos del siglo XIX.
- No se mira por el alumno y su vocación.
Actualmente se vive en un continuo debate acerca de la educación, ¿por qué nos rompemos tanto la cabeza, con lo fácil que es poner como centro del sistema al alumno?

Toda persona que descubre su vocación, por genuina que sea, y se atreve a vivirla, está llamado a ser feliz y a cambiar el mundo.

A su regreso como capitán médico en la primera guerra de Cuba, a la que acudió por propia vocación, Don Santiago Ramón y Cajal empezó a investigar por cuenta propia, ya que pensaba que la medicina de su tiempo se le quedaba corta. Entonces, enfrentándose al pensamiento establecido por la sociedad coetánea y con la inquisición en decadencia pero aún en funcionamiento, comenzó a practicar uno de los mayores pecados que el ser humano era capaz de practicar según el pensamiento eclesiástico de la época y que estaba castigado con la pena más dura que se podía aplicar: la excomulgación y tortura hasta la muerte; esta era la disección de cuerpos humanos. Gracias a su valentía y sobre todo, a su vocación, ganó un premio nobel, y gracias a él hoy tenemos una esperanza de vida de casi 90 años.

Vivimos en un mundo en el son más importantes lo intereses de unos que las personas en sí. Hay profesionales que intentan hacer las cosas bien y no reciben el apoyo necesario porque a otros no les interesa que funcionen las cosas como es debido. ¡No se te ocurra hacer eso que nos va dar más trabajo a los demás, que lo aprendan en casa! ¡Pero como vas a hacer tal cosa! ¿ No ves que si sale bien lo tendremos que hacer nosotros? ¿Por qué vas a intentar mejorar si así estamos bien, a ver si va a funcionar y lo vamos a tener que aprender los demás para la mierda que nos pagan?...

Los niños necesitamos ejemplos de personas vocacionales, no de interesados sin alma ni corazón. Un ambiente donde no prime el corporativismo, el taparse unos a otros y la ley del mínimo esfuerzo, a ver si os pensáis que no os tenemos calados.

5 comentarios:

  1. Vamos fenómeno, no dejes nada en el tintero. Eres un crack.

    ResponderEliminar
  2. Espero y deseo que "los palos en las ruedas" ,que la vida te pondrá, no frenen tu maravilloso idealismo,querido Álvaro...!!!

    ResponderEliminar
  3. Respecto al sector sanitario, he tenido experiencias de todo tipo: desde profesionales excelentes a otros que parecían pensar que "los médicos de la Seguridad Social" son "los médicos de las SS". Auténticos y peligrosísimos ineptos.
    Mucha más experiencia tengo en el ámbito de la educación: salvo dos casos que confirmaban la regla (y uno murió muy joven en un accidente de automóvil), el resto de los que he conocido no son docentes, son funcionarios. Los niños y la educación no les importan en absoluto. Solo van a dar clase (cuando ya no pueden escaquearse, unos se tapan a otros) para tener el sueldo asegurado. No sé porqué un barrendero cobra menos que ellos.
    Conozco a un profesor de filosofía que la mitad de días no va (dice que le duele la espalda), y los días que va les pone una película a los chavales, para no molestarse ni en dar clase.

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia,lo que mueve hoy día al mundo es la cultura del pelotazo,el placer inmediato y el mínimo esfuerzo por conseguir algo.La publicidad tiene mucha culpa de ello ya que solamente incentiva el instinto compulsivo de conseguir un objeto,mayormente inútil...Es por ello por lo que la mayoría de jóvenes,bombardeados desde su más tierna infancia por los spots de la tele tonta,se habitúan al placer inmediato,e interiorizan como frustrante lo que cuesta esfuerzo,siendo en realidad esto lo que de verdad hace feliz y aumenta la autoestima.Asi tenemos un país con muchos jóvenes ninis que no valoran lo importante y de paso,tampoco a ellos mismos...

    ResponderEliminar
  5. José A. C. Sandoval24 de agosto de 2016, 12:35

    Es un verdadero orgullo que un muchacho de 13 años se detenga a reflexionar el concepto "vocación".

    Ni una sola reforma educativa se ha detenido por propiciar que los alumnos descubran que los motiva para ejercer en su futuro aquella profesión adecuada a sus capacidades e ilusiones. Por ejemplo, se coarta el semillero para la I+D+i (Investigación + Desarrollo + innovación), pues equivocadamente no se valora como un potencial tesoro para el desarrollo de una nación y del mundo en general. A los alumnos solo se les enseña a memorizar lecciones sin entrar en su verdadera comprensión. Así, finalmente, se les encamina a la vía fácil y pasiva de los servicios (servidumbre) que parece ser la única solución económica en nuestro país...

    A los chicos y a las chicas se les enseña que ya está todo inventado: ¿No son posibles otras formas de producción energética? ¿y la producción de alimentación sana de calidad? ¿y fármacos eficaces que no conviertan a los enfermos en crónicos? Esto sin contar con otras opciones como potenciar la imaginación para la creación, ya sea científica, artística o ecológica; o la comunicación como herramienta ética que busque la Verdad; etc.

    ResponderEliminar

Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de filtrar spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inmediata y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. Gracias por tu paciencia!!