NÚMERO DE VISITAS

ADQUIERE AQUÍ MI LIBRO

RECONOCIMIENTO

MIEMBRO DE LA RMC

MIEMBRO CAINEM

CONFERENCIANTE EN

Image and video hosting by TinyPic

"Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera" Albert Einstein.


Me decidí a crear este ciclo de conferencias, porque veo que los niños y jóvenes, estamos tan absorbidos por las nuevas tecnologías, y por la televisión basura, que se está perdiendo el concepto de lo que hasta ahora los adultos han considerado normal, y que en realidad no se debería perder, porque el tiempo que perdamos ahora en cosas banales y sin fundamento, nos va a ser muy difícil recuperarlo en el futuro.


Después de mucho trabajo, he conseguido darle forma para que resultara interesante, tanto a personas de mi generación; adolescentes y jóvenes, pero también a aquellos que luchan diariamente con nosotros, como son nuestros padres y profesores. Y por supuesto, a aquellos responsables políticos que tienen el deber de difundir y apoyar las ideas constructivas y beneficiosas para la comunidad.


A través de mi experiencia, quiero demostrarles, que si quieres algo se puede conseguir, eso sí; con esfuerzo, sacrificio, trabajo, disciplina y mucha paciencia.


Leer más…



Licencia de Creative Commons Tu éxito está en tu esfuerzo ©2016. Creado por Álvaro Cabo Ciudad®. Todos los derechos reservados. Idea original registrada en la Propiedad Intelectual bajo las licencias de: Safe Creative ID: 1507074578590 y Digital Media Right ID: AAA-1174-02-AAA.074851



jueves, 9 de marzo de 2017

La singularidad en el aula

Mi último artículo en larazon.es

No percibir ni reconocer la singularidad de cada alumno es un hecho evidente de falta de compromiso con la docencia y con la vida misma. Al igual que en la sociedad nos encontramos con todo tipo de personalidades, un aula puede ser perfectamente una muestra representativa de esta, en la que cada alumno posee un sello que le distingue, una particularidad, rareza, diferencia, excentricidad, originalidad o extravagancia. Sin embargo, lo que percibimos a diario es la obcecación en la uniformidad, todos por igual. Parece que existe un miedo a marcar diferencias entre los alumnos, y con eso solo conseguimos que no dé cada uno lo mejor de sí.

El profesorado tiene que admitir que cada uno puede dejar su huella personal dentro del aula y con eso contribuir al bien común del grupo; nutrirse unos de otros. Pero si durante las horas lectivas sólo nos dedicamos a escuchar y responder a las preguntas del profesor, nunca se podrá explotar el potencial del alumno individualmente. Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de filtrar spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inmediata y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. Gracias por tu paciencia!!