NÚMERO DE VISITAS

ADQUIERE AQUÍ MI LIBRO

RECONOCIMIENTO

MIEMBRO DE LA RMC

MIEMBRO CAINEM

CONFERENCIANTE EN

Image and video hosting by TinyPic

"Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera" Albert Einstein.


Me decidí a crear este ciclo de conferencias, porque veo que los niños y jóvenes, estamos tan absorbidos por las nuevas tecnologías, y por la televisión basura, que se está perdiendo el concepto de lo que hasta ahora los adultos han considerado normal, y que en realidad no se debería perder, porque el tiempo que perdamos ahora en cosas banales y sin fundamento, nos va a ser muy difícil recuperarlo en el futuro.


Después de mucho trabajo, he conseguido darle forma para que resultara interesante, tanto a personas de mi generación; adolescentes y jóvenes, pero también a aquellos que luchan diariamente con nosotros, como son nuestros padres y profesores. Y por supuesto, a aquellos responsables políticos que tienen el deber de difundir y apoyar las ideas constructivas y beneficiosas para la comunidad.


A través de mi experiencia, quiero demostrarles, que si quieres algo se puede conseguir, eso sí; con esfuerzo, sacrificio, trabajo, disciplina y mucha paciencia.


Leer más…



Licencia de Creative Commons Tu éxito está en tu esfuerzo ©2016. Creado por Álvaro Cabo Ciudad®. Todos los derechos reservados. Idea original registrada en la Propiedad Intelectual bajo las licencias de: Safe Creative ID: 1507074578590 y Digital Media Right ID: AAA-1174-02-AAA.074851



martes, 17 de enero de 2017

¿Por qué vamos contranatura?

Hace unos días, durante mi última intervención en Espejo Público de Antena 3, rogué a los Reyes Magos que repartieran entre la clase política en vez de carbón unos saquitos repletos de sentido común.

Una de las razones por las que escribí ese punto en mi carta fue mi preocupación por el estado de la evolución económica de nuestro país: cuanto más sube la recaudación de impuestos y disminuye el número de empleados públicos (a excepción de políticos) aumenta a pasos agigantados nuestra deuda pública. Recordemos que en España hay cerca de 425.000 políticos, 300.000 más que en Alemania. Más que médicos, bomberos y policías juntos. Increíble, ¿no? Pues nosotros lo estamos consintiendo. Estamos dejando que nos vuelvan a subir los impuestos para seguir manteniendo su statu quo, mientras que el nuestro se ve alterado y deteriorado continuamente.

Hay un dicho muy reproducido por aquellos ‘españolitos’ que a lo largo de la Historia han tenido que dejar su amado país para adentrarse en un mundo completamente distinto al que conocían. Supongo que ustedes también lo conocerán: "Como en España, en ningún lado"Es fácil amar a España, pero aún más fácil es asombrarse con la cantidad de disparates económicos que se han cometido y se cometen delante de nuestras narices. Este es un ejemplo entre muchos: "El último disparate del «Plan E» de Zapatero: más de 100.000 euros de multa por un cartel", por no haber colgado a tiempo, en 2009, uno de los preceptivos carteles que debían acompañar a todas y cada una de obras subvencionadas íntegramente por el «Plan E» de Zapatero, que engordó el déficit público de España costándonos 39.000 € por cada parado que fue colocado con contratos que, de media, no duraron más de tres meses.

Por decir algo bueno: España es el país con las mejores aceras del mundo. Gracias a planes económicos como el Fondo de Liquidez Autonómico o el Plan E, en España se han iniciado más de 8.000 planes de renovación de aceras. Todo un orgullo nacional.

Pero ahora vamos a ponernos serios para analizar la situación y compararla con otros casos.

En nuestro país tenemos casi un 20% de paro, un sector empresarial controlado por unas 100 macro empresas, por supuesto, casi todas tributando en el extranjero; y con otro 95% restante ahogado completamente y produciendo solo para pagar impuestos y malvivir. Están como para crear puestos de trabajo…

¿En serio alguien puede llegar a la conclusión, por muchas carreras que tenga, que la solución es subir los impuestos y, básicamente, desechar al sector empresarial? 

Solo con mirar los ejemplos de países que han conseguido salir de la crisis vemos que no es así: Estonia, Islandia, Noruega, Israel o Lituania. Países que nos parecen muy lejanos y que no nos podemos imaginar a sus habitantes siendo honestos con el fisco y con la cartera llena de billetes. Hasta hace escasos años, estos países estaban en una situación económica parecida a la nuestra, pero apostando por políticas de ayuda a empresas, de privatización y de premiar a aquellos que se esfuerzan han resurgido.

¿Por qué aquí no se llevan a cabo esas propuestas y ayudas y, sin embargo, vemos a políticos, banqueros, sindicalistas o presidentes de grandes empresas haciendo el paripé? ¿Esto no es ir contra natura?

A mí siempre me ha gustado el principio de Hanlon. ¿A ustedes no les parece buena reflexión?
 




¡HASTA LA PRÓXIMA!

También me podéis seguir en mis columnas de okdiario,  lavozdeltajo.com ,  teleprensa.com y en La Razón.
             Además podéis enteraros de todas mis entrevistas y reportajes en                   Facebook, Twitter, Instagram Youtube


1 comentario:

  1. Magnífico artículo, lo comparto. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de filtrar spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inmediata y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. Gracias por tu paciencia!!