NÚMERO DE VISITAS

ADQUIERE AQUÍ MI LIBRO

RECONOCIMIENTO

MIEMBRO DE LA RMC

MIEMBRO CAINEM

CONFERENCIANTE EN

Image and video hosting by TinyPic

"Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera" Albert Einstein.


Me decidí a crear este ciclo de conferencias, porque veo que los niños y jóvenes, estamos tan absorbidos por las nuevas tecnologías, y por la televisión basura, que se está perdiendo el concepto de lo que hasta ahora los adultos han considerado normal, y que en realidad no se debería perder, porque el tiempo que perdamos ahora en cosas banales y sin fundamento, nos va a ser muy difícil recuperarlo en el futuro.


Después de mucho trabajo, he conseguido darle forma para que resultara interesante, tanto a personas de mi generación; adolescentes y jóvenes, pero también a aquellos que luchan diariamente con nosotros, como son nuestros padres y profesores. Y por supuesto, a aquellos responsables políticos que tienen el deber de difundir y apoyar las ideas constructivas y beneficiosas para la comunidad.


A través de mi experiencia, quiero demostrarles, que si quieres algo se puede conseguir, eso sí; con esfuerzo, sacrificio, trabajo, disciplina y mucha paciencia.


Leer más…



Licencia de Creative Commons Tu éxito está en tu esfuerzo ©2016. Creado por Álvaro Cabo Ciudad®. Todos los derechos reservados. Idea original registrada en la Propiedad Intelectual bajo las licencias de: Safe Creative ID: 1507074578590 y Digital Media Right ID: AAA-1174-02-AAA.074851



jueves, 3 de marzo de 2016

La desinvestidura de Pedro Sanchez. Okdiario

Mi artículo para Okdiario

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (Foto: Efe)
El secretario general del PSOE, últimamente también denominado ‘Pedro I El Breve’ o ‘El Increíble Hombre Menguante’ tuvo sus 96 minutos de gloria, en los que auguro será su primer y último debate de investidura. Éste se convirtió en un tostón de ida y venida de folios sin improvisaciones, dejando en evidencia sus pocas dotes de oratoria. A sus ya repetitivos apelativos cursis: vosotras y vosotros, ciudadanos y ciudadanas o diputados y diputadas, se sumaron las reiteraciones continuas al “cambio” que dijo en 55 ocasiones, frente a “medidas” y “pactos” –curiosamente las más importantes- que solo se repitieron en 17 y 18 ocasiones respectivamente. Todo un mes para contar lo mismo. No me he aburrido tanto en mi vida, ni una palabra de las diputaciones -y curiosamente- ni de la corrupción.
Mariano Rajoy, para mi sorpresa, despertó este pasado miércoles y le dio hasta en el carné de identidad, respondiendo duramente a todos los argumentos que el día anterior el líder socialista le había proferido. Pedro Sánchez repitió una y otra vez que esto es lo que han elegido los españoles y españolas. Y yo le pregunto, ¿por qué los españoles y españolas no hemos votado directamente su famoso Gobierno del ‘cambio’? Sánchez, ahora mismo, sólo piensa en sobrevivir dentro y fuera de su partido, unos días siendo de las fuerzas de izquierdas, otros convenciéndolos de que estamos obligados a mezclarnos –tiene que ser presidente a toda costa-. Sólo habrá democracia en España si gobierna él. Mientras tiene a Podemos pisándole los talones, esos mismos que nos quieren llevar a la “modernidad” del siglo pasado, resucitando a los muertos de la Guerra Civil, cambiando el nombre de las calles, derribando monumentos o eliminando todas las costumbres católicas así como españolas. Como si con eso se fuera a arreglar el déficit o el paro.
El nefasto sistema educativo y la ignorancia histórica a la que hemos y estamos sometidos en España, unida a la manipulación política y televisiva, nos ha llevado a una situación in extremis. Hablan de cambio y eso significa destruir todo lo que huela a PP, da igual bueno que malo, todo fuera, prefieren perder un ojo con tal de ver ciego a Rajoy. ¿Qué ocurre? Que todos los ciudadanos tendremos que inmolarnos por ellos -no con ellos- y volver a pagar y repagar lo nuevo que quieran hacer, con la consiguiente subida de impuestos a las clases media y baja. No nos engañemos, la clase alta vive en otro escalafón, los pobres somos los que vamos a pagar el cambio, como siempre ha sido.
A esa situación también se suma Albert Rivera, aunque más cauto. Ha puesto como condición que para negociar con el PP tienen que cortar primero la cabeza a Mariano. Irremediablemente estamos abocados a nuevas elecciones, y mucho me temo que seremos testigos del voto radicalizado a izquierdas o derechas. Del beso ya hablaré otro día, todavía  me estoy recuperando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de filtrar spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inmediata y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. Gracias por tu paciencia!!