NÚMERO DE VISITAS

ADQUIERE AQUÍ MI LIBRO

RECONOCIMIENTO

MIEMBRO DE LA RMC

MIEMBRO CAINEM

CONFERENCIANTE EN

Image and video hosting by TinyPic

"Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera" Albert Einstein.


Me decidí a crear este ciclo de conferencias, porque veo que los niños y jóvenes, estamos tan absorbidos por las nuevas tecnologías, y por la televisión basura, que se está perdiendo el concepto de lo que hasta ahora los adultos han considerado normal, y que en realidad no se debería perder, porque el tiempo que perdamos ahora en cosas banales y sin fundamento, nos va a ser muy difícil recuperarlo en el futuro.


Después de mucho trabajo, he conseguido darle forma para que resultara interesante, tanto a personas de mi generación; adolescentes y jóvenes, pero también a aquellos que luchan diariamente con nosotros, como son nuestros padres y profesores. Y por supuesto, a aquellos responsables políticos que tienen el deber de difundir y apoyar las ideas constructivas y beneficiosas para la comunidad.


A través de mi experiencia, quiero demostrarles, que si quieres algo se puede conseguir, eso sí; con esfuerzo, sacrificio, trabajo, disciplina y mucha paciencia.


Leer más…



Licencia de Creative Commons Tu éxito está en tu esfuerzo ©2016. Creado por Álvaro Cabo Ciudad®. Todos los derechos reservados. Idea original registrada en la Propiedad Intelectual bajo las licencias de: Safe Creative ID: 1507074578590 y Digital Media Right ID: AAA-1174-02-AAA.074851



martes, 12 de agosto de 2014

¡Mamaaaa quiero una bola!



Hoy me encontraba con mí madre, en una cafetería tomando una coca cola para sofocar el calor de agosto. 
Estábamos disfrutando del aire acondicionado leyendo los diarios, y de fondo se oía la noticia de la triste muerte del sacerdote infectado por el virus ébola y del actor Robin Williams.

Otras personas, tomaban su aperitivo tranquilamente mirando sus móviles o la televisión y de pronto han  aparecido dos niños, por no decir dos energúmenos, uno de unos 11 años y el otro de 8 aproximadamente, con sus respectivas madres. En un minuto hemos pasado de una paz relajante a un zafarrancho de combate. La verdad que, ha sido tal la vergüenza ajena que he pasado, que no he tenido más remedio que escribirlo en este post.
Todo lo que he visto y he oído ha sido para darme cuenta que, ya podemos ponernos las pilas en cuanto a educación y respeto se refiere o esto se nos va de las manos, ¡si no se nos ha ido ya!.

La escena ha sido "prometedora",  digna de una película del oeste. A grito pelado estos dos salvajes han pedido nada mas entrar unas bolas de la máquina, que sus obedientes y complacientes madres no han tardado ni un segundo en concederles , haciendo uso de ellas con el correspondiente ruido y golpes, a la vez que engullían los pinchos que traían los camareros con la boca abierta y a manos llenas.

 En un momento dado, una de ellas se ha atrevido a regañar al más pequeño, por supuesto también gritando y con la boca llena de tortilla, a lo que éste sin pensárselo dos veces, ha levantado la cabeza y le ha respondido con la comisura de los labios llena de ketchup, "déjame imbécil, estúpida, cara tonta, gorda" a lo que la madre ha respondido levantándose a por dos coca colas bien fresquitas al gusto de los energúmenos traga pinchos.

Ante la mirada atónita de todos los allí presentes, los cuatro han seguido con su número circense; engullendo, gritando y molestando con el ruido de las bolas al golpear en las mesas, las que han terminado en la basura antes de salir del bar y dejarnos a todos con la boca abierta y a mi con la sensación de estoy que en un universo paralelo.

Esto de hoy no son casos aislados, ya he visto en muchas ocasiones como niños de mi edad e incluso más mayores se ponen como fieras pidiendo cuando llegan a los bares o restaurantes, sin la correspondiente regañina de su padres, los cuales hacen como si todo fuera normal. Luego cuando se hacen mayores se asustan y lloran porque no les obedecen e incluso les maltratan. 
La educación empieza en casa y el respeto hacia los demás, los primeros que lo tienen que inculcar son los padres a los hijos y no montar esos numeritos cada vez que van a un sitio público.


Afortunadamente no somos todos iguales

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Espero que escuchéis mi sección "Álvaro y sus cosas" en 

Radio Castilla la Mancha como colaborador en El 

Pasacalles todos los lunes de 17:50 a 18h. y en la Televisión de Castilla la Mancha con 

mi colaboración en Castilla la Mancha en el Corazón.

También me podeis seguir en Cope Fin de Semana con 

Cristina L. Schlichting

 y en radio 4g con Jose Antonio Abellán en la Jungla 4.0

Además podéis enteraros de todas mis entrevistas y 

reportajes en Facebook y Twitter y Youtube.

5 comentarios:

  1. Lamentablemente en España, en más de una oportunidad se ven escenas vergonzosas similares a éstas en lugares públicos: padres que creen que la EDUCACIÓN y el RESPETO POR LOS DEMÁS son principios del sometimiento, la servidumbre, dictadura y unas cuantas tonterías más, y por ello, el niño, libre! es decir, salvaje! ¿Es que estamos involucionando?
    Me alegra muchísimo que un niño de tu edad, Álvaro, reaccione de este modo ante una anomalía social como la vivida en ese bar. Quiero creer que esperanzas de que esto mejore, hay!

    ResponderEliminar
  2. Esto es lo que ocurre en su cuerpo a los 30 minutos de beber un refresco de cola
    http://www.saludnutricionbienestar.com/esto-es-lo-que-ocurre-en-su-cuerpo-a-los-30-minutos-de-beber-un-refresco-de-cola/#comment

    O la hamburguesa Mc Donals que no se digiere con el ácido clorídrico del estómago:
    http://www.getholistichealth.com/40326/watch-what-happens-when-you-dunk-a-mcdonalds-cheeseburger-in-stomach-acid/

    ResponderEliminar
  3. Hola, me llamo Cristina, soy trabajadora social y desde hace 3 años vivo en Inglaterra debido a que me quedé sin trabajo en España por la crisis económica. Llegué sin saber hablar inglés. Aprendí el idioma trabajando muy duro 12 horas diarias limpiando restaurantes y pagandome clases particulares con nativos ingleses. La eduación es la base de todo, en mi opinión. En mi familia no se nos inculcó aprender idiomas o ir a la universidad. Yo fuí a la universidad a base de luchar, estudiar y no perder la beca para pagarme los estudios. Lástima que no me interesé por aprender un idioma, tampoco en la universidad nos lo mostraban como algo importante. El caso es que no entiendo como nuestros poíticos están en el candelero sin saber idiomas. En la embajada de Londres tenemos a nuestro embajador el Sr. Trillo que no sabe hablar inglés, como puede darse este caso?. Respecto a la educación con los niños, muy importante. Encuentro grandes diferencias en el comportamiento de los niños ingleses con los españoles. Los españoles, por lo general, somos muy chillones. En cambio, los ingleses, son muy tranquilos, hablan bajito, los niños se comportan en lugares públicos. En los resturantes no les ves correr entre los clientes, ni chillan, ni los sueltan de las manos cuando los llevan por centro comerciales. A partir de las 5 de la tarde está prohibido que los niños estén en bares, restaurantes o cafeterías, algo, de lo que España debería tomar nota. Y aquí las mamás no van con un hijo, lo normal es que vayan al menos con 3, y apenas les oyes, para mí son heroínas, pero todo está en una buena educación. Un saludo desde Frome, Somerset UK.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, tienes toda la razón, lo único es que luego esos mismos niños ingleses cuando crecen vienen a Españs y se desmadran y se piensan que esto es la selva.

      Eliminar
  4. Soy experto en maltrato infantil, y el modo más frecuente de este no es la violencia, sino el 'abandono', en el sentido del término inglés 'neglect'
    (negligencia, descuido, abandono, desatención, dejadez, incumplimiento...). Esos padres que te parecen tan complacientes, no lo son, sino que en realidad son MALTRATADORES. Los niños 'ponen a prueba' continuamente a los adultos para aprender a distinguir entre lo correcto y lo incorrecto; no nacen sabiéndolo.
    Los padres que no asumen tan importante responsabilidad no están educando personas, sino fomentando el salvajismo.
    Esos niños que llamas "energúmenos" no tienen culpa de nada. Toda la (i)responsabilidad es de los padres.
    Reproducirse es algo que también hacen los cerdos, las ratas... Y son mucho mejores 'padres'.
    No hables, por favor, de niños energúmenos; habla de padres maltratadores.

    ResponderEliminar

Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de filtrar spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inmediata y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. Gracias por tu paciencia!!